jueves, 4 de diciembre de 2008

El Código Hays

Ah, Hollywood, Hollywood. La ciudad de las ilusiones, la fábrica de sueños, la...¡la madre que los parió!. No vamos a hablar de sus agentes secretos ni de sus historias de espías esta vez, aunque todo va de códigos. Esto es peor que el más malo de James Bond. Bueeno tampoco tanto.Me explico.
Tampoco se trata de códigos de barras, aunque molen tanto como éstos.

El llamado Código Hays es en realidad un compendio de normas de censura creado en 1934 para controlar el contenido y expresión en las obras de la Factoría. Después de los "felices años 20" llegó el crack de la bolsa de Nueva York, y con ella la Depresión en los Estados Unidos. La mentalidad alegre dió paso a una mucho más conservadora. No había sitio para los vestidos cortos, los bailes y los escarceos amorosos de las viejas películas en la nueva sociedad y, aunque los productores de Hollywood habían conseguido eludir las protestas durante la década anterior, la presión era esta vez demasiado fuerte. Asociaciones como la "Legión Católica por la Decencia" (os la cito sólo para que os riáis un rato) exigían que el cine fuera moralmente correcto. Finalmente se creó la llamada Comisión Hays (casualmente presidida por un tal William Hays) que, ayudada por la Comisión encargada de la Administración del Código de Producción (digamos la Breen Office), evaluó el problema y establecer una normativa de autocensura de la propia Industria, evitando de este modo cualquier control por parte del Estado. Y así, en 1934, entró en vigor el famoso Código Hays.

Ahora que ya os he soltado un poquitín de rollo sobre el contexto, veamos el código. Éste regía prácticamente todos los aspectos de las películas, desde decorados a formas de rodar planos. Lo curioso del Código Hays es que, aunque tuvo una revisión en los años 50 y otra en los 70, algunas de las normas que imponía se siguen aplicando en el cine actual. Obviamente, como vais a ver ahora, muchas ya no. Pero siempre es interesante...y divertido conocerlas.

Como son muchas normas, os hago un resumen y cito unas cuantas. Os invito a que visitéis el foro, donde iré colocándolo entero. Aquí tenéis la primera entrega, ya iré colocando el resto. Si habéis leído hasta aquí podéis saltaros los primeros párrafos xDD

Para resumiros un poco, el código elimina géneros enteros. El policíaco se reduce a su mínima expresión (ni tiros, ni prostitución, ni drogas, ni contrabando, ni "blasfemias"...vamos, nada); el romántico se convierte en un género ñoño de abracitos fuertes, sin caricias ni contacto...incluyendo el marital, ya que establece que las camas de los dormitorios deben estar separadas, una norma muy famosa. De hecho, no se permiten, y cito textualmente "la palmada en el trasero sobre las nalgas desnudas".

"Andiamo a liquidare al Hays ése. ¡Presto!".

Por supuesto, nada de critiar al clero ni a nada que tenga que ver con él. Tampoco se permiten "triángulos amorosos" ni está permitido "presentar la institución del matrimonio como antipática". Prohibido bailar si no son danzas tradicionales, prohibido "presentar en una película el sexo de forma que origine en el espectador el deseo o una curiosidad malsana", por si acaso. Y el "menear de caderas y movimiento del bajo vientre", que es de lo más impuro. ¡Ah! Y prohibido hacer aparecer a estadounidenses bebiendo alcohol, por favor, que es la indecencia personificada.

Incluso tenían una lista negra de palabras que bajo ningún consentimiento se podían usar en las películas, entre ellas "Chistes de WC", "Cristo" o "Metido".

En fin, como véis el cine ahora ha cambiado mucho...¿o no tanto como parece?.

3 comentarios:

Paskuator dijo...

vaya vergüenza, pero lo cierto es que a día de hoy da igual lo puras y "pías" que sean las películas, si medio reparto de hollywood o está drogado o de puteríos varios.

Curioso lo de no poner al estadounidense bebiendo, aunque luego nos salían alcohólicos igualmente, como el amigo Wayne, por ejemplo.

"El policíaco se reduce a su mínima expresión (ni tiros, ni prostitución, ni drogas, ni contrabando, ni "blasfemias"...vamos, nada)" Hay películas muy buenas, como "EL halcón Maltés" en donde no hace falta ni un solo tiro, pero me parece bastante aberrante algo "policiaco" y sin un solo tiro jajaja.

Un saludo.

Marxianna dijo...

Obviamente siguió habiendo buenas películas del género, pero muy coartadas. De hecho creo que de "El halcón Maltés" se suprimieron varias escenas. De todas formas, ya entramos en los años cuarenta, que la cosa empezaba a relajarse un poquito. Pero es increíble las maniobras que hacían para que aún así las películas quedaran bien xDDD

Con respecto a lo de beber... en la primera revisión del código se estableció que se podía beber "si el personaje o la historia lo justificaba", pero de hecho los primeros vaqueros buenotes, aunque parezca mentira, bebían leche y cosas así XDDD Sólo los malos bebían alcohol.

campanilla dijo...

Ole Otto Preminger y sus cojones!! xD