domingo, 24 de agosto de 2008

El Mundo de... Edvard Munch

Hace mucho le prometí a un amigo que escribiría una entrada sobre el pintor noruego Edvard (o Edward) Munch. El tiempo ha ido pasando y no he encontrado la manera ni el momento de hacerlo, así que he decidido cambiar de táctica e intentar crear una perspectiva del autor entre todos. Si os gusta la iniciativa podemos intentarlo con otros autores también.

La idea es poner en varias entradas varios cuadros que representen un aspecto determinado de Munch, y que cada uno escriba como respuesta lo que le parezca cada cuadro, sin más información que las mismas obras. No se trata de "a ver quién sabe más", si no de saber qué le inspira a cada uno la obra. Después se pondrá otra entrada con un comentario de todas vuestras opiniones y un fragmento de la vida del artista. ¿Qué os parece?. Podéis hablar de lo que queráis acerca del cuadro, de cualquier cosa.

Aquí van las dos primeras imágenes, probablemente las conozcáis:








El día siguiente
(1894-1895)














El Grito (1893)

A ver qué os parecen. Podéis hablar, repito más que el ajo, de todo lo que queráis sobre ellas, incluso compararlas. Cualquier cosa. Espero que os gusten. Un saludo!

4 comentarios:

niktgrump dijo...

Uhmmmm me pongo el traje de pana con coderas, las gafas y enciendo una pipa, para cumplir los tópicos y ponerme a comentar en propiedad.

De El Grito poco que decir, todos lo conocemos. Siempre me ha fascinado (y dado miedo xD) Es simplemente alucinante como logra transmitir la sensación de angustia, con la figura completamente sola, aunque haya otros personajes, están muy desdibujados, tanto que no sé si se acercan o se alejan, ajenos por completo a la acción (joder ¿estoy diciendo esto?)

El cuadro El Día Siguiente no lo conocía pero se ha convertido en uno de mis favoritos al instante (hala otro de Munch en mi top 5, lo siento Géricault xD)

Me pasa lo mismo que con su Madonna (es la misma modelo, ¿no?) tiene una sensación de vida y una calidez increible (me dan ganas de ir a ponerle una manta encima para que no pille frio)

Me llama la atención la diferencia brutal entre ambas obras, las sensaciones que inspiran cada una, más que las diferencias de estilo: El terror y la ternura.

Hala ya no me enrollo más que se va a notar que no tengo ni pajolera idea xDDD

Y uhmmm más vale tarde que nunca xD

Paskuator dijo...

Qué interesante xDDDD me encantan estas cosas.

A ver, de la primera tengo dos visiones remezcladas: Erotismo y crítica social respecto a la vida bohemia. No sé si Munch en verdad está o no de acuerdo con la resaca y similares, pero por la postura bastante indefensa y pseudoerótica (cuidadín con la blusa y la abertura de piernas) de la dama, a lo mejor intentó expresar la indefensión y catarsis envenenada en la que nos sumen los excesos.

Quizá, simplemente, quería poner a una borracha de buen ver tumbada, y punto xD.

El del grito, pues (me) parece una persona desdibujada por la sociedad (sin identidad) y no identificada con su entorno, como si fuera un bicho raro. Por eso los dos de lejos (sociedad) le observan indiferentes y, más o menos, están mejor "formados" (son uniformes). El hecho de que esté en un puente puede significar proceso de cambio.

Por lo pronto parece un cuadro completamente pesimista, aunque con ciertos retazos de esperanza quizá (¿ese cielo?)

Por cierto, que soy yo, o el mar tiene cara de luna con cara de vieja narigona mirando hacia la izquierda...

Y no, yo tampoco tengo ni puñetera idea, así doy uso de la imaginación jajaja.

Un saludo.

Marxianna dijo...

Estáis hechos unos entendidos!! xDDDDD No, en serio, me gustan mucho vuestras opiniones :) El fin de semana pondré ya la nueva entrada explicativa y los siguientes dos cuadros.

Me alegra que os haya gustado el de El día después... Por cierto, hay una cuestión sobre este cuadro que quería plantear...¿qué creéis, está viva o muerta?

Ahí os lo dejo. Un saludete!!

Paskuator dijo...

Puestos a divagar, me inclino porque está más muerta que mi gato imaginario Néstor. ¿Quizá estemos hablando de un suicido? ¿De un crimen pasional? :-m...

A lo mejor, después de todo, la pobre no es tan alcoholica y la hemos prejuzgado...

Ana, o cualquier persona más ilustrada que la que suscribe, responderá a estas dudas.