jueves, 15 de octubre de 2009

Bubsado en hechos reales

La quiero tanto... La tengo idolatrada... en una urna... encima de la tele

3 comentarios:

Marxianna dijo...

Qué cariñoso eres, querido Bub. Lástima que la urna sea un impedimento para según qué manifestaciones amorosas...aunque supongo que la putrefacción de un zombie también lo es!

Paskuator dijo...

Seguro que él también tiene partes un tanto inestables, así que no creo que le importe mucho tampoco jajaja

Marxianna dijo...

Ese comentario me recuerda enormemente a una de las pelis que he visto las últimas semanas...¡próximamente en frikidune!