domingo, 28 de octubre de 2007

Historias de científicos

Como parece que Nikt es prácticamente el único que escribe por aquí, voy a echarle una manita. Que ya iba siendo hora ¿¿no???.

Últimamente tengo entre manos un libro muy entretenido sobre algunos descubrimientos científicos. Y, lo creais o no, está lleno de historias sobre curiosos personajillos muy listos, pero algo rarillos, de los que nunca había oído hablar. Algunas son tan interesantes que creo que os gustarán.

El relato que más me ha impactado de todos los que he leído ha sido el de la vida de Gideon Mantell. Era un médico en Sussex, Inglaterra, que vivió durante la primera mitad del siglo XIX. Este señor se obsesionó con el estudio de los fósiles hasta tal punto que dejó prácticamente de atender a sus pacientes y arruinó a su familia comprando fósiles con el poco dinero que ganaba.

Aquí teneis al caballero. Muy simpático no parecía, la verdad.

A pesar de dedicar casi toda su vida al estudio de esos especímenes, a Mantell le persiguió la mala suerte: cuando quería publicar sus descubrimientos resultaba siempre que alguien los había publicado hacía poco, y eso si le tomaban en serio. Cuando, desesperado por su situación económica, abrió su casa como museo de fósiles, los caraduras que iban a verlos se colaban sin pagar, alegando que era "el trato correcto entre caballeros". Mantell tuvo que vender toda su colección para poder dar de comer a su familia. Al poco tiempo, sin embargo, su mujer y sus hijos le abandonaron.

Repasemos: el amigo Mantell es un gran estudioso de fósiles, descubridor de varias especies de dinosaurios, pero ha perdido toda su colección, la comunidad científica no le hace ni caso y su mujer se ha largado de casa. Vamos, un buen panorama. Pero lo peor que le pasó a Mantell vino después, cuando los científicos comenzaron a ver que oye, que el tío valía para esto de los fósiles. Ya por fin pudo publicar sus estudios y la gente le hacía caso. Todo empezaba a ir bien...hasta que tuvo un accidente en 1841. Se cayó del carruaje que le llevaba, se enganchó en las riendas y los caballos lo arrastraron varios metros. El pobre quedó encorvado y con la columna vertebral irremediablemente dañada.

Mientras nuestro querido colega estaba reposando en el hospital entró en juego otro importante científico, muy majo él, llamado Richard Owen. Pues este señor, aprovechando que Mantell estaba débil, se dedicó a borrar el nombre de éste de todos sus artículos y descubrimientos y a escribir el suyo. Vamos, que se atribuyó a él mismo todo lo que el pobre Mantell había conseguido durante su vida. Por si eso no fuera suficiente, utilizó sus influencias para que no le volvieran a publicar nada más.

Desesperado, Mantell se suicidó en 1852. Su columna vertebral fue enviada para ser estudiada al Real Colegio de Cirujanos, concretamente al anatomista más prestigioso de la institución, un tal Richard Owen, que, paradójicamente, se encargó de estudiarla y consiguió aumentar su fama gracias a sus estudios sobre ella.
-----

Como veis, el pobre Gideon no tuvo mucha suerte en su vida. Espero que no os hayais aburrido mucho xDDD Si os ha gustado ya iré poniendo más (cortitas, lo prometo). Ciao!

8 comentarios:

Marxianna dijo...

Se me olvidaba decir el nombre de la fuente: Una breve historia de casi todo, escrita por Bill Bryson.

No sabía donde poner esta entrada, así que he escogido la más vacía xDDD Si pensais que está mal cambiadla de sitio!!

Un beset!!

niktgrump dijo...

Bienvenida de nuevo xDDDDD

¿Soy una mala persona por disfrutar con este tipo de historias llenas de mala suerte, maldades y pringados? Probablemente xDDDDD

Sobre la etiqueta... uhm, ¿abrimos una de "vidas ejemplares" (también me valdría "El Tomate histórico" o "Sé lo que hicisteis... los últimos siglos" xDDDDDD)?

Marxianna dijo...

xDDDD Pues no creas que no sería mala idea,Nikt. Entre suicidas, tíos raros y frikis en general necesitamos de esa nueva sección!!xDDd

Y no eres una mala persona Nikt.. Sólo eres humano. las paradojas es lo que tienen, resultan entretenidas :P

Paskuator dijo...

Que cosas más curiosas... xD a mí me da pena este hombre, en serio :(

Esto es como el famoso caso del plagio de Edison con Alessandro Volta jajaja. Siempre hay listos y "listos" xD

En fin, lo que me ha encabronado es lo del final. ¿Qué es eso de "la próxima vez cortita"? GRRRRRRRRRRR mira que te muerdo, aquí a escribir como cosacos xDDDD

Y me parece genial la sección de "el tomate histórico", por mí si quereis ir cambiando ya los tags de vuestros respectivos post para que se añadan a lo de "frikadas" y demás.

Marxianna dijo...

Me refería a que serían varias historias cortas, Pas, no a que el post fuera a ser más cortito xDDDD

Más que "El tomate histórico" me mola lo de "Sé lo que hicisteis los últimos siglos",suena más terrorífico xDDDD

Es que el pobre Gideon da mucha penita...Pero no os preocupeis, que el señor Owen tuvo su merecido. Ya os lo contaré en la próxima ;)

niktgrump dijo...

Diooooooos encima final ejemplar para el malo malote... no puedo esperar, no puedo esperar xDDDDD

Lo del título para la "sección" era más coñilla, pero, oye, que si os gusta :P Con cual nos quedamos?

Paskuator dijo...

Eso ya a elección de vuestro frikismo superlativo. A mí me resbala/me la suda/me da igual/me resulta indiferente :P

Marxianna dijo...

Yo voto por lo de sé lo que hicisteis, que aunque es más largo da más miedo, ya dije XDDDD

Me da la impresión de que el final del malo os va a resultar poco apoteósico para lo que hizo, el muy...